Justicia transparente, honesta y eficaz...


Priego Solís a su llegada no pudo permanecer indiferente frente al cúmulo de quejas que provocaba la impotencia, la desesperación y rabia por la venalidad o negligencia

*.-?Porque has mantenido mi derecho y mi causa; te has sentado en el trono juzgando con justicia..." Salmos 9:4

"Desde inicios de esta administración, nos propusimos estar por el bienestar de la sociedad, por responder a sus justos reclamos, porque Tabasco tuviera servidoras y servidores judiciales a la altura de sus necesidades, honestos y comprometidos, sensibles a la labor que desempeñan". Palabras del Magistrado Presidente del Poder Judicial de Tabasco que dejan sentir objetivos y metas cumplidas en el ejercicio de sus funciones, entendiendo que durante estos seis años para cada uno de los juzgadores le fue cada vez más difícil ser libre que en los tiempos en que la línea era recibida, tiempos son estos en los que cada vez es más difícil encontrar un deprimente juez vendido o una justicia devengada por interés de alguien en particular; eso no quiere decir que todavía no se pueda dar; pero los objetivos y la meta fueron trazados porque había confianza y certeza de entregar buenas cuentas.
 
Priego Solís a su llegada no pudo permanecer indiferente frente al cúmulo de quejas que provocaba la impotencia, la desesperación y rabia por la venalidad o negligencia, frente a los conflictos de intereses que estaban detrás de casos dramáticos que habían conmovido a la opinión pública o cuando en las comunidades se hacen justicia por propia mano, porque cuando se quema vivo a un sujeto, se ésta realmente incendiando la civilización para caer en la barbarie; demasiados ejemplos vio y entendió que si no se optaba por avanzar en la racionalidad de una vida colectiva y la recuperación de la confianza en el imperio de la ley, donde la subcultura del privilegio debía ser erradicada, para darle al aparato judicial y a la justicia, el valor de una cultura jurídica, que siendo en la sociedad, fue la nota de todos estos años en la formación de un nuevo cuerpo de jueces y magistrados.
 
Nadie puede negar que la opinión pública entraña frecuentemente un alto grado de sabiduría popular; a como es dable entender que también la opinión pública es manipulable y veleidosa; por ello, reflexionando con seriedad Priego Solís fue más allá al decir: En momentos en que la inseguridad ocupa un lugar importante en el país, no hemos dejado de desempeñar el papel que nos corresponde, mucho menos, como lo dijimos desde 2013, no declinaríamos ni abandonaríamos nuestros objetivos. El Poder Judicial sigue adelante en la consolidación del Sistema de Justicia, con mano firme, con responsabilidad y sobre todo con honestidad y profesionalismo. Y fue ahí, donde Jorge Javier Priego Solís dejo sentir el rescate de la credibilidad social en el Poder Judicial, en vacunar contra dogmas y prejuicios la profesionalización de quienes estaban en formación.
 
Porque es tan importante para la sociedad que un juez no sea seducido por la contundencia cuantitativa de las opiniones, desoyendo a la ley y su conciencia, como que ceda a la presión de la confabulación de compadrazgos para usar el poder de juzgar para destruir a la parte contraria. Por eso, Priego Solís instó a la sensibilidad, transparencia, imparcialidad y legalidad al momento de juzgar; por eso es que ahora a bocajarro dijo: "Estamos comprometidos para seguir trabajando en colaboración permanente con los tres órdenes de gobierno. Los grandes problemas nacionales como la desigualdad social, el crecimiento de la incidencia delictiva y la gravedad de los niveles de corrupción, necesitan ser combatidos. Desde el Poder Judicial lo hicimos, las bases están dadas". Y están dadas porque ahora el juez tiene calidad humana, misma que demuestra cuando sabe escuchar, ver y sentir falsedades y emociones en los juicios orales; en esencia, son profesionales que saben asumir la conciencia colectiva, expresada en la ley, al momento de resolver; por lo mismo, Tabasco cuenta en estos momentos con una administración de justicia transparente, honesta, eficaz...
 
EL SEPTIMO SELLO
 
Tiempos son estos en los que la vida pública y privada de quienes integran el Poder Judicial deben ser ejemplares; sin embargo, hay quienes todavía van por la vida dejando huella de sus desordenes públicos y privados, manchando se paso la imagen de la institución que les ha dado todo...
 
LA SEPTIMA TROMPETA
 

En el Poder Judicial quien maneja dinero, negocia y presta dinero, tiene el poder de estrangular con lazos de deudas aún magistrados y consejeros que por sus deudas no pocas veces inclinan la balanza de la justicia en forma indebida; esos han manchado su reputación y no han sido leales de Jorge Javier Priego Solís. También puede revisar esta columna en el portal http://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9932951489.