Desarrollo social, como aspiración común...


Adán Augusto López Hernández dejo sentir que la participación de los tabasqueños a favor de los programas y proyectos de Andrés Manuel fue intensa y entusiasta.

*.-"Exhibirá tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía..." Salmos 37:6

Es muy importante el papel que deben cumplir todos y cada uno de los hombres de confianza de Andrés Manuel López Obrador, representan en principio la confianza que los más de 30 millones de electores dieron al presidente electo y que en cuatro días, será el jefe del Poder Ejecutivo Nacional. Por ello, Adán Augusto López Hernández dejo sentir que la participación de los tabasqueños a favor de los programas y proyectos de Andrés Manuel fue intensa y entusiasta. Ejemplo de la unidad que existe en Tabasco donde la clase política gobernante exhibe sus compromisos con las nuevas políticas públicas, social y económica de un López Obrador que día a día promueve para beneficio de todos los mexicanos; esa demostración de unidad la vio todo Tabasco al dejar su voto en compañía del alcalde Evaristo Hernández Cruz y del delegado de Programas de Desarrollo Integrales propuesto por el Gobierno Federal electo, Carlos Manuel Merino Campos.
 
Todos unidos, mostrando que la palabra inclusión, lleva amistad y un diálogo que ha posibilitado el entendimiento y ha fundido la riqueza de la diversidad en una realidad común de cambio; todos unidos emitieron el voto en la consulta a favor de los 10 programas prioritarios considerados en la Segunda Consulta Nacional, entre estos el Tren Maya y la refinería en Dos Bocas, Paraíso. Unidad que compromete a todos, no sólo ahora que les tocará gobernar, sino porque tienen la legitimidad de manera muy especial; porque el accionar de todos a favor de Tabasco y los programas de beneficio que López Obrador tiene para todos los mexicanos, no sólo para los tabasqueños. Habrá quienes se pongan en posición de ácidas críticas a favor de las políticas públicas, pero es necesario entender que Tabasco tiene necesidad urgente de inversiones de la magnitud que López Obrador ha diseñado para su tierra; además es válido, lo mismo han hecho todos los presidentes para sus estados cuando han gobernado.
 
Habrá que entender ya, de una vez por todas, que más allá de las ideologías partidistas, la clase política en bloque de Tabasco se siente incluida dentro de los beneficios que vienen para Tabasco; porque inclusión política no significa ni coaptación de políticos ni eliminación de las naturales diferencias que por años han existido, sino que todos entienden ante todo que dentro de la pluralidad se puede dar el desarrollo político, social y económico de Tabasco; por lo mismo, es falso que la inclusión no anula la oposición de quienes piensan diferente; porque las diferencias son útiles y necesarias; porque ahora se dan por la vía del diálogo y la legalidad, porque se convierten en el oportuno motor para lograr unidos el desarrollo tan esperado por decenas de años; porque proyectos como la refinería y el Tren Maya ayudarán a detonar el desarrollo de la región como nunca antes se ha visto en la historia de Tabasco.
 
Por lo mismo, la inclusión política programada por López Obrador; asegura que, la función de los nuevos coordinadores estatales de programas nombrados, no son para crear falsas unanimidades, sino para incorporar las verdaderas diferencias en un trabajo conjunto; habrá que entender que Carlos Manuel Merino Campos no viene a dividir, sino al contrario, viene a unir esfuerzos junto al gobernador electo Adán Augusto y al alcalde Evaristo Hernández para lograr un esfuerzo conjunto en favor del bienestar común y cortar de un solo tajo la simulación que tanto daño ha hecho a Tabasco. De la historia de México se ha aprendido que sin un proyecto social no se puede edificar la democracia; la voz y la visión de Adán Augusto López es clara, si no se incluyen a todos los tabasqueños en los beneficios sociales y económicos que logre construir el nuevo gobierno; no tiene sentido, postular el desarrollo social como aspiración política...
 
EL SEPTIMO SELLO
 
El reto que se ve en el horizonte de Tabasco, es lograr un cambio gradual en la economía de Tabasco, para sustentarla en forma estable y poder así insertarla dentro de la economía nacional...
 
LA SEPTIMA TROMPETA
 
La meta común de Adán López Hernández, Evaristo Hernández Cruz y Carlos Merino Campos es construir una frontera contra la violencia y la inseguridad, comprender la posición de Tabasco como eje de las inversiones nacionales y lograr la cuarta transformación de la nación soñada por Andrés Manuel López Obrador. También puede revisar esta columna en el portal http://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9932951489.