Bienvenida la pluralidad y el debate...


Demasiada polémica ha desatado la portada de la revista Proceso en su 42 aniversario de labor periodística ininterrumpida.

*.-"Aun los muchachos me menospreciaron; Al levantarme, hablaban contra mí..." Job 19:18

Demasiada polémica ha desatado la portada de la revista Proceso en su 42 aniversario de labor periodística ininterrumpida de haber sido fundada. La causa: haber soltado una ácida crítica al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, las reacciones de uno u otro bando, dejó constancia lo que tantas veces Julio Scherer García definió: "los políticos y periodistas se buscan unos a otros, se rechazan, y vuelven a encontrarse para tornar a discrepar. Son especies que se repelen y se necesitan para vivir. Los políticos trabajan para lo factible entre pugnas subterráneas; los periodistas trabajan para lo deseable hundidos en la realidad. Entre ellos, el matrimonio es imposible, pero inevitable es el amasiato". Habrá que ubicar las posiciones de ambas partes y en el terreno de lo posible ambas partes coinciden: las ideas guardadas de nada sirven, cubiertas de moho terminan descompuestas. Proceso y Andrés Manuel lo saben y lo saben bien: a lo largo de sus existencias nunca las han guardado.
 
Un periodista clásico decía que las abejas construyen panales perfectos, como los grandes arquitectos jamás han construido; pero hay una diferencia notable entre el peor arquitecto y la mejor abeja: que el peor arquitecto ha pensado, ha proyectado en su cerebro lo que después va a realizar; la abeja sólo construye por instinto, de modo que la perfección, natural es. Por paradójico que parezca, la imperfección humana supone un acto de voluntad, de decisión, el hombre piensa y, porque piensa actúa. Hay hombres que sólo actúan y por lo regular esos fanáticos de la acción se equivocan porque no reflexionan; en Proceso, hay hombres que piensan, reflexiona y actúan, y cuando actúan hacen escritura e hilan ideas con un alto grado de profesionalismo. Por eso, un buen periodista tiene que escribir con claridad, con lógica, con lucidez y con inteligencia. La portada del número 2192 de Proceso es una prueba de ello.
 
Ahora bien, habrá que entender que se viven tiempos en los cuales Andrés Manuel López Obrador ya ejerciendo como presidente electo ha "metido el dedo en la llaga" varias veces y lo meterá varias veces más; todo, dentro del pleno derecho que le otorga el haber ganado la elección y ser legítimamente la elección federal; por ello, la portada de Proceso lejos de molestar o generar prurito, debió -como el mismo López Obrador lo hiciera-: "La libertad implica mensajes de ida y vuelta. Quisieran estarnos cuestionando y que nos quedáramos callados. No, no va a ser así. Tenemos que debatir de manera respetuosa pero debe haber diálogo circular. El que critica a los medios y el que es criticado tiene derecho a la réplica y lo voy a ejercer siempre". La realidad dicta que esa portada esta muy lejos de ofender a un López Obrador al que le han dicho de todo y siempre como todo político sólido en sus convicciones, le ha valido.
 
Basta revisar la historia de Andrés Manuel para entender todos los adjetivos que el cierre de Paseo de la Reforma le generó al grado que seis años después el mismo López Obrador reconoció: "Pagamos un precio altísimo porque nuestros adversarios utilizaron esto como una campaña terrible de desprestigio", reconoció Andrés Manuel seis años después". La realidad no hay porque espantarse, ya que López Obrador se basta sólo para revirar, recuerde Usted cuando le soltó aquél, sopapo de "Cállate chachalaca" a Vicente Fox que lo persiguió por años. Cierto es que en la mayoría de esos eventos Andrés Manuel estaba casado con Roció Beltrán o estaba viudo.
 
Ahora ya casado con Beatriz Gutiérrez Müller, la esposa del presidente choco salió y respondió a Proceso: "Todavía no toma posesión y ya está "solo" y a punto del "fracaso". El conservadurismo, de izquierda o de derecha, nubla el juicio y da pie a conjeturas fantasiosas. Los extremos pueden tocarse y abrazarse. Bienvenida la pluralidad y el debate. Lo bueno es el desenmascaramiento". Dicha respuesta generó la polémica que hoy nos ocupa; lo rescatable de todo al final de cuentas es una frase de Gutiérrez Müller que estará de moda para todos de ahora en adelante: Bienvenida la pluralidad y el debate...
 
EL SEPTIMO SELLO
 
Habrá que entender qué con Andrés Manuel López Obrador, a partir de diciembre llega a la Presidencia de la República una nueva forma de hacer gobierno...
 
LA SEPTIMA TROMPETA
 

La libertad de expresión como contrapeso del poder, es normal y necesario para el bien de México, pero sobre todo de López Obrador. También puede revisar esta columna en el portal http://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9932951489.