Transición amenazada


Nadie en Tabasco quiere; ni el gobernador Arturo Núñez, y mucho menos el mandatario electo Adán Augusto López Hernández, una transición plegada de nubarrones, lluvias y tormentas

*.-De cara al sexto y último informe gubernamental, el responsable del uso, manejo y distribución de las finanzas y recursos públicos; los dineros del pueblo, el titular de la Seplafin, Amet Ramos Troconis, declaró que el manejo de las finanzas públicas en Tabasco, ha sido mesurado y prudente

Es cierto. La transición de los poderes públicos en Tabasco, previstos para el primer día del mes de enero del año entrante, están seriamente amenazadas de no realizarse sobre "alfombra tersa", a como es el deseo de todos, en caso de que la situación de las finanzas públicas de la entidad, no sean debidamente esclarecidas y que la misma sociedad tabasqueña, avale la explicación que se dé. Con manzanas y patitos, pero todos debemos quedar convencidos.
 
Nadie en Tabasco quiere; ni el gobernador Arturo Núñez, y mucho menos el mandatario electo Adán Augusto López Hernández, una transición plegada de nubarrones, lluvias y tormentas; por ello, la imperativa necesidad de que en los próximos días, previos al sexto y último informe de gobierno o, durante la lectura del documento respectivo el próximo domingo 11, se aporten datos y explicaciones que a todos nos dejen contentos y que, el cambio de estafeta, sea el inicio de una esperanzadora nueva etapa en la historia de Tabasco.
 
Nadie en Tabasco olvida la crisis del sector salud, que se dio durante los últimos días de la gestión del ex gobernador Andrés Rafael Granier Melo; cierto es, resuelta casi en lo inmediato por el gobernador entrante Arturo Núñez Jiménez, quien, en base a sus excelentes relaciones personales y políticas en el centro del país, concretamente en el gobierno federal, logró una emergente inyección de recursos que le permitieron sortear ese difícil escollo de inicio de gestión.
 
Desgraciadamente, ahora, a menos de 60 días, de que termine el actual gobierno y comience el siguiente, enmarcado por la cuarta transformación del país y obviamente que también le tocará su parte a Tabasco, la crisis no está solo, nuevamente, en el sector salud, sino en diferentes rubros e instancias de la administración pública estatal y que tienen que ver con un inapropiado e ineficiente manejo de las finanzas públicas; presupuestos y programas, que muestran el uso de dinero ya etiquetado para pagos de bonos, becas y otras prestaciones, para otros menesteres, en vez de ser utilizados para lo que estaban programados.
 
Resulta difícil de entender, el cómo importantes firmas internacionales y otras instancias especializadas en la calificación del uso y manejo de los recursos públicos, le den su reconocimiento a Tabasco, concretamente al gobierno estatal y, específicamente a la Secretaría de Planeación y Finanzas (Seplafin), por el manejo correcto de estos menesteres e instrumentos, pero que en la realidad "de a pie"; la que tiene que ver con el día a día, las protestas y los reclamos se presenten, justamente por cuestiones financieras y de pagos; algo, funcionó mal, que dio paso a esta serie de inconformidades, por lo que resulta lógica una explicación.
 
De cara al sexto y último informe gubernamental, el responsable del uso, manejo y distribución de las finanzas y recursos públicos; los dineros del pueblo, el titular de la Seplafin, Amet Ramos Troconis, declaró que el manejo de las finanzas públicas en Tabasco, ha sido mesurado y prudente, lo cual le ha permitido a la entidad conservar ante la SHCP, lo que se le conoce como "semáforo verde", ya que precisamente, las finanzas públicas, de Tabasco son sanas; hay solvencia, transparencia y certeza en su uso y manejo.
 
Del mismo modo, la responsable de que todo marche bien y por los cauces legales, la Secretaria de la Contraloría (Secotab), Lucina Tamayo Barrios, destacó que se avanzó en los mecanismos de transparencia, control y rendición de cuentas; que a través de la Controlaría Social, la sociedad tabasqueña participe en la vigilancia del ejercicio de los recursos públicos. Luego, entonces, ¿qué está pasando? Porque el "no hay, no hay", es la cantaleta de todos los funcionarios, cuando se les pide cumplir con los compromisos pactados y acordados.
 
Ojalá que las explicaciones que traiga el informe de gobierno aporte la luz y las respuestas certeras para entender lo que está pasando en Tabasco y que ya nadie lo puede negar u ocultar; ¿Qué pasó?, eso quisiéramos saber todos y quedar satisfechos y convencidos por las explicaciones que se nos den.
 
Nadie, en Tabasco quiere que un gobierno termine mal: nadie en Tabasco quiere que un gobierno que entra, tenga que remar contra corriente, porque "la casa la dejaron sucia y destruida"; El prestigio de un hombre de estado está en juego; el prestigio de un hombre forjado en las grandes ligas de la política, no puede salir o quedar manchado. En serio.
 

Y Para Usted También**En Macuspana, el gobernador electo de Tabasco, Adán Augusto López Hernández destacó que si hay seguridad habrá inversión y generación de empleos, como el proyecto de reactivación de producción de gas natural en este municipio, que propone el propio Andrés Manuel López Obrador, Presidente Electo de México, con una inversión anual de 40 mil millones de pesos, permitirá que se deje de importar gas y esto detonará otras industrias donde habrá trabajo para muchos tabasqueños**"Con la reactivación de producción de gas junto con otras inversiones en el estado como la refinería y la producción petrolera, ahora sí Tabasco será la capital energética del país. Vamos a aprovechar ese nuevo boom petrolero para ir sentando las bases para que en el estado haya desarrollo agropecuario y desarrollo económico en otros sectores", expresó**Ante la falta de recursos en el estado, confirmó que habrá de solicitarle a los diputados locales que les autorice empréstitos para que pueda haber obra pública en todo Tabasco, "tiene muchos años que se abandonó la obra pública y yo creo que es momento de sentar las bases para que nos desarrollemos de otra manera"**"Es momento de dar un golpe de timón y tratar de enderezar el barco, es momento de nuevas estrategias y de aplicar recursos técnicos y humanos para que podamos ir ganando la batalla", manifestó López Hernández**hasta mañana Dios mediante.