Atiende ISSET caso de paciente con cardiomegalia


El diagnóstico le fue realizado en 2013 y desde entonces el ISSET comenzó a darle atención y seguimiento

*.-Además de realizarle los estudios requeridos, mediante gestiones logró que fuera intervenido por especialistas en la Ciudad de México

El Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET), da atención especializada al derechohabiente Moisés Cámara Vázquez, quien padece cardiomegalia, que le provoca que dicho órgano trabaje de más al no bombear sangre con la suficiente fuerza a todo el cuerpo y tenga un tamaño mayor al normal, y en su caso pueda provocarle una muerte súbita.
 
El diagnóstico le fue realizado en 2013 y desde entonces el ISSET comenzó a darle atención y seguimiento, que incluyeron estudios de laboratorio y gestiones para canalizarlo al Instituto Nacional de Cardiología y Hospital General de México; inclusive, se le otorgaron los viáticos necesarios, de manera que recientemente fue operado con éxito en la Ciudad de México.
 
Hace cinco años comencé a sentir un agotamiento excesivo y falta de sueño, y cuando me realizaron estudios me detectaron la enfermedad, explicó Cámara Vázquez, de 46 años de edad, quien labora como enfermero en el Centro de Internamiento para Adolescentes.
 
Destacó que durante su tratamiento ha recibido todo el apoyo del personal del ISSET, tanto de secretarias, trabajadoras sociales, administrativos, laboratoristas, enfermeras y médicos, y valoró que como resultado de las gestiones del Instituto le haya sido colocado un Desfibrilador Automático Implantable (DAI).
 
Este dispositivo se instala cerca del corazón para ayudarle a que trabaje correctamente, y en caso de algún paro cardiaco manda una descarga eléctrica para activarlo nuevamente, explicó.
 
Moisés Cámara comentó que el costo de la cirugía es de unos 190 mil pesos, más los gastos del DAI y los tres electrodos, pero por ser derechohabiente ese monto disminuyó a 24 mil, los cuales le fueron otorgados por el ISSET, además que allí continúan su tratamiento.
 
Además de valorar la atención profesional recibida, el paciente reconoció la buena comunicación con los médicos y recomendó a los trabajadores checarse constantemente, esperar su turno sin exaltarse cuando les toquen citas, así como cumplir los tratamientos que se les indiquen en caso de algún padecimiento.
 

"Yo me veo trabajando, no decaído, acompañado de mi familia y quienes me rodean", agregó de manera optimista al tiempo de agradecer el respaldo de sus compañeros de trabajo.