Atienden parto de paciente grave


Se decidió que continuara el embarazo para lograr un mayor desarrollo del producto, hasta llegar a las 30 semanas de gestación

*.-Pese a las complicaciones, médicos del Hospital Rovirosa lograron salvar a la madre y su bebé, el cual nació con muy bajo peso

Después de haber enfrentado un parto muy complicado que puso en peligro no sólo su vida, sino también la de su bebé que nació prematuramente a las 30 semanas de gestación, con apenas 990 gramos de peso, Daysi María Gamas Gamas fue dada de alta del Hospital Regional de Alta Especialidad Dr. Gustavo A. Rovirosa, donde permaneció internada dos meses.
 
La atención exitosa de este parto estuvo a cargo de un equipo médico encabezado por los especialistas Cuauhtli Barrera Gómez y Hugo Alberto Radillo Alba, quienes durante más de 60 días dieron seguimiento puntual al embarazo de la paciente originaria del poblado C-31, municipio de Huimanguillo.
 
Cuauhtli Barrera, ginecobstetra del nosocomio, explicó que Daysi Gamas presentaba un embarazo de alto riesgo de apenas 23 semanas de gestación, por lo que su caso fue valorado en múltiples ocasiones por el equipo médico integrado por personal de hematología, anestesiología, ginecología, medicina interna, neonatología, pediatría, enfermería y trabajo social.
 
Se decidió que continuara el embarazo para lograr un mayor desarrollo del producto, hasta llegar a las 30 semanas de gestación, pero sin comprometer la vida de la paciente; sin embargo la preclamsia que presentó provocó que el bebé no lograra mucho peso, expuso.
 
"No pudimos prolongar el embarazo, pero con el manejo por parte de ginecología, medicina interna y anestesiología, logramos que el bebé estuviera en excelentes condiciones a pesar de que nació de forma prematura, además de la atención que le estamos dando en terapia intensiva de bebés, para que aumente de peso. Hasta ahorita se encuentra estable y sin ninguna complicación", detalló.
 
Por su parte, el doctor Hugo Alberto Radillo Alba señaló que durante la atención del embarazo y parto detectaron que Daysi Gamas presentaba una subclasificación poco común de la enfermedad de Von Willebrand, que es un trastorno en la coagulación de la sangre, que le llevó a presentar niveles muy bajo de plaquetas y tuvo que ser ingresada al área de terapia intensiva.
 
Radillo Alba destacó el gran apoyo brindado por la Asociación Tabasqueña de Hemofilia A. C., que encabeza María Luisa Bastar de Abreu, con quienes se reunieron no sólo los métodos diagnósticos, sino también las herramientas de pesquisa clínica que permitieron determinar esta enfermedad y su atención.
 
"De acuerdo a la literatura convencional o anglosajona, sabemos que ciertas variantes de la enfermedad de Von Willebrand, pueden ser con relativa frecuencia diagnosticadas, sin embargo que se diagnostiquen durante el periodo gestacional no sólo es un reto diagnóstico, sino también de vigilancia, un reto terapéutico que tuvimos la capacidad de atender", enfatizó.
 
Mientras tanto, Daysi María Gamas agradeció a todo el personal médico porque durante los dos meses que estuvo internada lucharon para que ella y su bebé salieran adelante, e indicó que si bien fueron momentos muy difíciles por las complicaciones que tuvo, en todo momento tuvo los cuidados y apoyo necesarios.