Gaudiano Rovirosa al frente...


Normalmente los buenos ganan las batallas, así les cueste la vida y su carrera política. Los malos pierden y terminan por desaparecer en la historia

*.-"He peleado la buena batalla, he acabado la carrera..." 2ª de Timoteo 4:7

En el debate de los candidatos a la gubernatura al igual que sucede en el mundo de los niños las cosas son simples. Había malos y buenos. Normalmente los buenos ganan las batallas, así les cueste la vida y su carrera política. Los malos pierden y terminan por desaparecer en la historia. Las decisiones éticas, de fondo, de principios y valores para la sociedad están resueltas de antemano: vieron y sabían que estaban ahí, ni ángeles ni demonios, simplemente: políticos. Eso facilitó el transitar por la trama sin mayores dilemas para Gerardo Gaudiano, Georgina Trujillo y Adán López. Los malos como siempre, son malos: atacan, pegan, descuentan, difaman Óscar Cantón y Jesús Alí ante la falta de argumentos hicieron de las suyas, Manuel Paz Ojeda se quedó en la rayita de en medio y los buenos, pues son siempre buenos, al estilo kínder se comportaron: no corro, no empujo, no pegó.
 
Un bueno nunca hace algo malo y viceversa. Todo está en blanco y negro. Pero resulta que la vida real, ya fuera del debate ante la sociedad no es tan sencilla. La complejidad es el reto. Quienes sabían eso, no fueron a peleas callejeras ni a bañar de légamo al de enfrente; eso sólo lo hizo, un verde reportero de nota roja que buscaba dejar sangrienta la mesa de los debates. El problema con el debate de los candidatos a la gubernatura al igual que con las historias maniqueas, de malos y buenos, es que en los medios el morbo se vende bien, también entre adultos y la sociedad. Gerardo Gaudiano tardo 15 segundos en contestar a las infamaciones de Cantón Zetina, no se enganchó sino uso el tiempo para dar a conocer lo que la gente estaba esperando propuestas y proyectos de gobierno.
 
Georgina Trujillo aunque quiere y tiene todas las ilusiones de rescatar la grandeza de Tabasco: no transmite lo que la sociedad demanda: sensibilidad y emoción social, sus propuestas no ilusionan a nadie. Durante el debate se comportó como lo que es, toda una señora de la política que sin proponérselo dio un seco zape a Cantón Zetina para dejarlo en la lona; Jesús Alí por su parte quiso, pero no pudo, nadie lo tomó en cuenta, como todavía no se entera de la larga cola de corrupción de su administración, alega que será un gobernador que haga justicia y donde no haya impunidad ¿Se mandará a auto investigar, condenar y meter a la cárcel? Olvida Alí de la Torre que en el 2012 las campañas inyectaron una enorme cantidad de veneno. Los ricos contra los pobres, los ladrones y saqueadores contra virginales defensores de lo popular, los "vende patrias" contra los nacionalistas, etcétera.
 
Por su parte Gina Trujillo habló -mucho- pero convenció poco, asegura: "Trabajara mucho en la inclusión", cuando desde su llegada al PRI, el tricolor fue fragmentado hasta que no ha quedado nada, lo cual ha sido claro que sus dotes de negociadora no son su punto fuerte; cierto, es una mujer acostumbrada a tener todo lo que desea; pero debe hablar con la verdad, pues al proponer: recomponer el tejido social no dice como podrá recomponerlo cuando ella al formar parte de la Coordinación de Energía fue parte de quienes aprobaron la reforma energética y con ello: los gasolinazos. Ahora bien, la opinión más justa y más equilibrada fue la de una sociedad que dejo en la lona los puntos de convergencia social que ubicó al final del debate a Gaudiano Rovirosa al frente...
 
EL SEPTIMO SELLO
 
El problema es que Tabasco no cabe en una historia de niños. Menos aún. Nadie va a desaparecer los medios mezquinos. La sociedad va a seguir aquí y más le vale que aprenda a convivir en paz; por 30 años el fango y la difamación nutrieron las portadas de periódicos amarillos; ahora, los políticos rijosos que siguen pensando en el pasado se quitaron la careta en el debate, para ellos, hay temas en los cuales la versión blanco y negro es verdaderamente lamentable...
 
LA SEPTIMA TROMPETA
 

Anote, Gerardo Gaudiano lejos de contestar balandronadas, dejo por sentado que va a combatir frontalmente la corrupción, que será implacable con ese delito y que sacará a los funcionarios de las oficinas y del aire acondicionado; además de digitalizar al gobierno en tiempo real y crear una ventanilla única para atención ciudadana y crear la Secretaría de Cultura y la Mujer. También puede revisar esta columna en el portal http://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9932951489.