Voy a ser Senador...


Andrade Díaz -sin duda- un gran orador y excelente comensal dejo sentir que, para él, los priistas tienen todo para levantar

*.-"Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento..." Efesios 5:33

En amena plática con Manuel Andrade Díaz se deshoja la margarita de la política nacional y local; ubicando el ex gobernador que la decisión del CEN del PRI es una decisión que debió haberse tomado antes, a la semana del destape del candidato del PRI a la Presidencia de la República, porque el despunte de José Antonio Meade Kuribreña de llegar a 20 puntos permitía las alianzas de presentar un "dream team" que permitiera pensar que el "peje" se la iba ver dura e incluso la renovación de la dirigencia nacional para meter toda la fuerza de la caballería y amarrar con todo el voto duro del PRI al aceitar su maquinaria con los mejores actores de la política nacional; pero nada de eso se hizo en su momento y ahora el cambio se deja sentir un poco a destiempo y no porque quien llegue sea un mal dirigente, sino porque se hace fuera de tiempo, cuando ya la campaña lleva un mes y el candidato ha bajado en las preferencias electorales.
 
Se le cuestionó si el PRI en estos momentos estaba gobernador por ciudadanos, puros extra priistas, panistas y cosas peores; porque desde el principio el PRI ha adolecido de estar dirigido por personas que no son priistas o no tienen una convicción certera de lo que es el priismo; una porque no tienen formación política y dos porque siempre han sido tecnócratas como Enrique Ochoa Reza, quien al menos en la entidad dejó plantados cuando menos en tres ocasiones a los priistas locales, menospreciando a quienes si tienen pintada la camiseta en el pecho; Andrade Díaz -sin duda- un gran orador y excelente comensal dejo sentir que para él, los priistas tienen todo para levantar, máxime cuando llega su amigo personal René Juárez Cisneros, el ex gobernador de Guerrero con formación cien por ciento partidista, un político que sabe como se tienen que hacer las cosas en el partido en estos momentos tan críticos.
 
Al ubicar la decisión del INE que los candidatos locales deben de dejar fuera de su propagando y de sus entrevistas al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y ser ellos y sus propuestas lo que deben de dar a conocer; Manuel Andrade fue categórico y contundente porque ubicó que ahora es que viene la catarsis para todos los candidatos de Morena porque estaban felices en una zona de confort donde todo giraba y lo ubicaban alrededor del proyecto alternativo de nación de López Obrador; pero ahora que serán ellos los que tengan que dar a conocer sus propuestas y proyectos a la sociedad, ahí es donde “va torcer el rabo la tunca” porque la mayoría de ellos ni siquiera saben hablar.
 
Ya encarrerado profetizo que Adán Augusto no ira al debate porque fuera de la lección aprendida de la doctrina de López Obrador, no tiene forma de protegerse del sol fuera del paraguas lopezobradorista y tiene más que perder que ganar; que los únicos que irán al debate serán Gina Trujillo, Gerardo Gaudiano y Manuel Paz Ojeda y será sin duda un buen debate; finalizando su charla con un contundente: terminare mi carrera, les vamos a ganar a Mónica Fernández Balboa y Javier May y voy a ser Senador...
 
EL SEPTIMO SELLO
 
Independientemente de lo que los priistas pudieran decir sobre el cambio de su dirigencia nacional: los rostros adustos dejaron sentir el brutal desamparo de estar más de 20 puntos abajo del puntero en las encuestas, la ausencia de sonrisas fue por demás impresionante, algo pocas veces visto. De antemano Enrique Ochoa Reza carga con una derrota de no saber mover el abanico de las fuerzas priistas nacionales, y eso arrastra al cepo a quien lo mando a la loma de los disparos cuando Ochoa Reza era ya de antemano: enemigo de la mayoría de todos los mexicanos, ya que venía de haber subido las tarifas de energía eléctrica en todo el país, de los escándalos de corrupción y cosas peores que poco a poco lo fueron ahogando. El sepulcro y su desaparición del espectro nacional en calidad de insepulto, es lo mejor que le puede pasar...
 
LA SEPTIMA TROMPETA
 

Ya fuera de toda plática, es de tomar en cuenta la motivación extra que trae Manuel Andrade, no sufre en términos económicos y podría darse una vida lejos de giros y saca aceites, pero no, el juego y rejuego de la política corre por sus venas y al parecer él será el único que sepa donde parar. También puede revisar esta columna en el portal http://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9932951489.