Intercampañas, un reto al IEPCT


Debe prevalecer la equidad en sus decisiones y en los casos donde haya evidente acto anticipado de campaña, deben actuar con firmeza.

*.- Las campañas inician el 30 de marzo para los procesos federales y el 14 de abril la estatal.

Desde hoy inician las intercampañas, una etapa en la cual se supone, ningún candidato debe andar en promoción de sus aspiraciones, no debe convocar al voto, mucho menos tener reuniones para invitar a sus simpatizantes a que lo anden promoviendo, pero ante la tibieza del IEPCT en los meses recientes, donde cualquiera andaba en evidentes actos anticipados de campaña, nunca lo vieron, al no sancionar más que a uno.
 
Se espera pues que en las intercampañas el árbitro electoral pueda tener un desempeño conforme lo que estipula la ley, de no hacerlo, entonces se les saldrá de las manos el control del proceso electoral, ya que no están a la altura de las exigencias. Todos los consejeros electorales siguen quedando a deber.
 
Las campañas inician el 30 de marzo para los procesos federales y el 14 de abril la estatal. Quiere decir que desde hoy hasta esa fecha, aunque se tenga difusión de spots, en ningún momento podrán estar promoviendo el voto.
 
La ley dice que los partidos políticos sólo pueden difundir mensajes genéricos, es decir, contenido institucional y no llamar al voto o a alguna precandidatura o candidatura. Está prohibido que los candidatos aparezcan en spots de radio o televisión; tampoco pueden figurar en la propaganda de los partidos políticos. No pueden hacer llamado impreso al voto o referencia expresa a la jornada electoral, porque podrían estar incurriendo en actos anticipados de campaña.
 
Tampoco los candidatos podrán realizar reuniones públicas, como mitines, en las que los partidos llamen a votar. A ver si toman todo esto en cuenta las autoridades electorales, porque no faltará el aspirante que aproveche lagunas para hacer presencia mediática.
 
Los candidatos si pueden dar entrevistas, aparecer en medios de comunicación, sin llamar al voto y plantear propuestas. Usar sus redes sociales, con la única excepción de no llamar al voto; pueden participar en foros, reunirse con grupos, empresarios, etcétera, la única condición, no dar propuestas, ni pedir el voto.
 
Hay una línea demasiado delgada entre lo que si se debe hacer y lo que no se puede, la sola presencia de un candidato en un evento, lleva implícito una promoción de su proyecto; veremos si los consejeros electorales se ponen a la altura, porque a cómo se ha visto recientemente, hay casos como el de Víctor Humberto Mejía Naranjo, que obedece intereses diferentes a los que debe representar en el IEPCT.
 
Debe prevalecer la equidad en sus decisiones y en los casos donde haya evidente acto anticipado de campaña, deben actuar con firmeza.
 

Twitter: @jorgedelacruz99