Leipzig, la ciudad de la música


Unos días antes de la capitulación de Alemania, en Inglaterra se realizaron manifestaciones de protestas ante la reducción a escombros y mortandad de gran parte de su población

*.- En esta pequeña ciudad, de 520,000 habitantes, (censo de 2012) más chica que Villahermosa, actúan 8 orquestas renombradas en toda Europa

Leipzig, en el valle del Elba es una de las más hermosas ciudades de Sajonia. Con una rica tradición musical, es conocida como la capital de la música. Alli vivió, compuso y murió Bach., nació Wagner y vivió Mendelssohn.
 
El afamado  coro Thomannerchor, fue fundado en 1212, hace 800 años. El  espléndido Teatro de la Opera  funciona desde hace más de 300 años.
 
En esta pequeña ciudad, de 520,000 habitantes, (censo de 2012) más chica que Villahermosa, actúan 8 orquestas renombradas en toda Europa, y 5 coros, algunos de fama mundial. Es también una ciudad ferial centenaria. Aquí llegan empresarios de todo el mundo a exponer y a comprar, en sus ferias especializadas.
 
Unos días antes de la capitulación de Alemania, en Inglaterra se realizaron manifestaciones de protestas ante la reducción a escombros y mortandad de gran parte de su población, por bombardeos de saturación de la aviación norteamericana. Miles y miles de toneladas de bombas de alta potencia e incendiarias. La gente de bien, no aceptaba este crimen de guerra y contra la humanidad. La destrucción de una pequeña ciudad, reputada como la capital de la música, sin ningún  objetivo militar, destruyendo templos, museos, sin dañar a un solo soldado, pero  si una  gran mortandad de civiles, mujeres, niños, ancianos. Y sin ninguna necesidad. Alemania ya estaba vencida, y el ejército rojo, en las afueras de Berlín,  le daba el tiro de gracia.
 
Pero la historia la escriben los vencedores. Ellos eran los buenos y los vencidos los malos. Por eso se autoerigieron en jueces en Nuremberg.
 

Pero de sus ruinas, con el coraje de sus  sobrevivientes, surge el milagro de la reconstrucción, y tenemos una nueva Leipzig, brillante, próspera, limpia y sin topes ni baches. Con autoridades diferentes a nuestra Villahermosa, gracias a un pueblo no conformista como el nuestro.