Nula defensa partidista


Ya en el poder, Granier, vio incrementado su número de "compadres y comadres", que tenía a lo largo y ancho del territorio estatal

*.- Ciertamente que Granier Melo, nunca fue ni ha sido priista; fue nominado candidato del tricolor, porque de no darle la candidatura a él, el otrora partidazo hubiera perdido las elecciones

En su momento ni el PRI, con Andrés Rafael Granier Melo; ni ahora el PRD, con Arturo Núñez Jiménez, mostraron o muestran la intención de defender a sus respectivos ex gobernadores estatales, del veredicto popular y legal de ser culpables de las irregularidades administrativas y financieras que sus respectivas administraciones, heredaron tras la conclusión de sus mandatos.
 
El tricolor local, no movió ni un dedo para defender al popular y carismático Químico, pese a que el ex gobernante, llegó al poder con un respaldo masivo de la sociedad tabasqueña; más aún, se documentó en su momento que, hasta los simpatizantes y militantes del PRD, no dudaron en emitir sus sufragios a favor del ex alcalde de Centro.
 
Ya en el poder, Granier, vio incrementado su número de "compadres y comadres", que tenía a lo largo y ancho del territorio estatal, pero especialmente en la capital del estado; sin embargo, cuando vino la debacle de su gobierno y tuvo que comparecer ante las autoridades competentes, nadie salió en su defensa; ni los compadres, comadres, burócratas (más de 6 mil fueron incorporados a la administración pública estatal) y, ni que decir de los funcionarios; lo dejaron solo.
 
Por ello resultó de lo más extraño que ya a la salida del exgobernador Arturo Núñez Jiménez, y al estar ya al borde de conseguir su libertad, cosa que así sucedió, como por arte de magia, salieron a las calles, especialmente a las afueras de las instalaciones de los juzgados federales, amigos y simpatizantes del Químico, cuando en el momento en el que era necesario apoyarlo públicamente, "de manera misteriosa" todos ellos se escondieron y no dieron la cara por el amigo que les dio trabajo, dinero, ganancias y demás.
 
Ciertamente que Granier Melo, nunca fue ni ha sido priista; fue nominado candidato del tricolor, porque de no darle la candidatura a él, el otrora partidazo hubiera perdido las elecciones, ya que el PRD, le había ofrecido la candidatura basado en su popularidad y arrastre, por lo que no le quedó más remedio al entonces gobernador Manuel Andrade Díaz, jugársela con el Químico.
 
De todos modos, el tricolor nunca defendió a Granier Melo; no hubo declaraciones, posturas o escenarios que indicaran lo contrario; más bien, un silencio sepulcral o cómplice, dejando solo al Químico, que tuvo que enfrentar el brazo de la justicia; el resto de la historia, todos ya la conocen.
 
En el caso del perredista Arturo Núñez Jiménez, ya varios de los actores políticos de ese partido y de la misma entidad tabasqueña, se han olvidado de defender, si es que se puede hacer algo en ese sentido por él, al ex mandatario estatal; primer gobernador emanado de la izquierda y con un palmarés, que todos pensaron que sería una administración de resultados beneficiosos y desarrollo pleno de la entidad, pero nada de eso pasó, sino todo lo contrario.
 
Políticamente al PRD no le conviene ni interesa defender al precursor del "por amor a Tabasco" y "amor con amor, se paga"; antes bien han preferido guardar distancia y en la mayoría de los casos, no se han tentado el corazón ni la lengua, para pedir que responda ante la justicia por los daños causados a Tabasco, los tabasqueños y sus instituciones.
 
Vaya, ni los funcionarios al más alto nivel que fueron incorporados a la administración estatal emanada de MORENA, han gastado saliva en la defensa del defenestrado gobernante, por lo que se ve difícil, más no imposible, que la actual versión de la izquierda que ostenta el poder público en Tabasco, se haga de la vista gorda o que promueva la impunidad o perdón y olvido para Núñez, su esposa Martha Lilia, Amet Ramos, Bertín Miranda, Agustín Silva, Dolores Gutiérrez, Gustavo Rosario, Rommel Cerna, Ricardo Fitz, Neyda García Martínez, entre otros.
 
Muy cierto también que hay una animadversión natural de la sociedad tabasqueña hacia el PRD y, también hacia el PRI, porque el gobierno federal de Enrique Peña Nieto, no movió un solo dedo para ayudar a Tabasco, teniendo todo para hacerlo; no cumplió sus promesas signadas ante Notario Público; no buscó ganarse el corazón y las simpatías de los tabasqueños, mediante el esquema de borrón y cuenta nueva y una tarifa preferencial de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
 
Por todo lo anterior, no es difícil de entender que el partido del sol azteca, no tenga la mínima intensión de defender a Arturo Núñez. La sociedad pide castigo para quienes fueron los autores intelectuales y materiales del cochinero financiero y administrativo heredado al gobierno de MORENA. Todavía, habrán de pasar muchos acontecimientos en torno a esto, porque apenas comienza.
 

Y Para Usted También**Lo que piden los tabasqueños al nuevo gobierno, sus funcionarios y sus funcionarios municipales son respuestas concretas e inmediatas; ya no más, el clásico "ya lo vamos a ver" o "vamos a tomar medidas" **a problemas directos, respuestas directas**no hay tiempo, hay que dar resultados en la inmediatez, de lo contrario, la gente lo va a notar, anotar y, por supuesto, votar en su momento**los carniceros de hoy, serán las reses de mañana**ahora son palo, pero mañana serán piñata**buen fin de semana**hasta el lunes Dios mediante.