Sembrando vida en Tabasco...


Tanto López Obrador como Adán Augusto entienden que en Tabasco hay muchas necesidades, pero también estas necesidades son oportunidades

*.-"Porque no para siempre será olvidado el menesteroso, Ni la esperanza de los pobres perecerá perpetuamente..." Salmos 9:18

Para Andrés Manuel López Obrador es sumamente importante venir a Tabasco a reuniones de trabajo como la que sostenía en el poblado C-27 en pleno corazón del Plan Chontalpa donde realizó el inicio del programa "Sembrando vida", ahí el presidente de México miró cara a cara los aspectos fundamentales de la vida en el campo, de sus penurias, su escases de la vida en el Estado, que es mejor reconocer los programas que cada comunidad tiene y al mismo tiempo dejar la oportunidad de que se organice para combatir esos rezagos; por ello, el presidente dijo: "Vamos a transformar al país y a realizar un verdadero cambio, porque no voy a enlodar o ensuciar el nombre de Tabasco", ello quiere decir, que para Andrés Manuel López Obrador no basta con impulsar el desarrollo económico, social, político o en este caso forestal del Estado, sino hacer con la limpieza, transparencia y legalidad administrativa.
 
López Obrador en compañía del gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández y de los secretarios de Bienestar, María Luis Albores González; de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; y de Energía, Rocío Nahle García, además del titular del Poder Judicial, Enrique Priego Oropeza, Tomas Brito Lara del Congreso y el alcalde de Cárdenas Armando Beltrán Tenorio; dejando simplemente en el tapete de las discusiones que México tiene un nuevo federalismo, que existe la buena voluntad del presidente de fortalecer regiones y comunidades del país; por lo mismo, el programa "Sembrando vida" es la punta de lanza de ese federalismo convertido en hechos orientado a satisfacer las necesidades prioritarias que tiene marcado el país en el campo y en el desempleo. Lleva el distintivo de la inclusión de todos, la forma incluyente donde el gobierno federal, estatal y municipal puedan resolver juntos los problemas sociales de las comunidades.
 
"Vamos a hacer historia entre todos y acabar con la corrupción", dijo López Obrador y fue más allá: "con los recursos que antes se iban al caño de la corrupción, ahora se usarán para alcanzar los cambios que necesita México”. Y ejemplificó: "se acabará el huachicol, porque se robaban 65 mil millones de pesos y 800 pipas de combustible diariamente. Esto se acabó". Con este tipo de políticas públicas y ejercicios gubernamentales, López Obrador desde la presidencia esta pasando estas oportunidades y responsabilidades a quienes gobiernan de manera alterna y abajo para sacar adelante las regiones entre todos, estableciendo los mecanismos de desarrollo regionales, siendo el caso de Tabasco donde se sembrarán 150 mil hectáreas que permitirán la creación de 60 mil empleos para sembrar cedro, caoba, cacao, o cualquier otro tipo de árbol, tomando en cuenta la tierra fértil del estado.
 
Tanto López Obrador como Adán Augusto entienden que en Tabasco hay muchas necesidades, pero también estas necesidades son oportunidades cuando las sociedades como la nuestra atraviesan por una crisis económica; por ello, la tercera visita del presidente deja sentir que con el programa "sembrando vida" la sociedad saldrá fortalecida, además de recibir otros nuevos proyectos que le permitirá a todos reorientar esquemas; por eso, los 60 mil empleos se repartirán 20 mil en La Chontalpa, 20 mil en La Sierra, y otros 20 mil en la región de Los Ríos, para que el beneficio llegue a todos los rincones del estado. Describió que cuatro mil 500 pesos se pagarán en efectivo y 500 pesos a una caja de ahorro para que los productores se hagan acreedores a préstamos en un corto plazo. Porque hay mucho que hacer y en el campo va en este sentido; es decir, sembrando vida en Tabasco...
 
EL SEPTIMO SELLO
 
Guillermo Narváez Osorio tiene un proyecto educativo muy ambicioso, ha visto por años que se atacan los problemas con las mismas recetas que no han dado resultado; una y otra vez la misma medicina que no ha dado resultado; visionario sabe que no puede planear la educación en metas cortas y tiempos breves, porque el sector educativo en Tabasco es un enfermo en terapia intensiva, algo muy profundo que tiene que ver con una verdadera transformación del entorno social que vive nuestro estado...
 
LA SEPTIMA TROMPETA
 

Las metas en el sector educativo, aprovechando los inicios del sexenio deben ser a largo plazo, involucrando los sectores económicos y sociales, con campañas de concientización ciudadana. También puede revisar esta columna en el portal http://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9931607242.